El Verano ha llegado a nuestro país con altas temperaturas, lo que sumado a la obligatoriedad de llevar mascarillas en lugares públicos hace que sea un diferente. En este sentido, hay que prestar especial atención a la piel, no solo porque pueda verse dañada por los rayos del sol sino que puede verse afectada por el uso prolongado de mascarillas.


Aunque el verano es la época del año deseada por muchos por sus días de sol y su clima cálido, debes tener cuidado con ciertos riesgos para la salud que trae consigo. Este verano será muy diferente a causa del Coronavirus, pero te enseñamos cómo prevenir las quemaduras solares, alergias, picaduras de insectos y otras complicaciones potenciales para la salud. Sigue estas directrices para pasar un verano seguro.

¡Cuidado con el sol!

Aunque los rayos del sol son una fuente de vitamina D, también pueden dañar nuestra piel. Un exceso a los rayos UVA puede ocasionar cáncer de piel como el melanoma, las células escamosas o los cánceres de células basales. En este sentido, te aconsejamos que no pases demasiado tiempo expuesto al sol, que utilices siempre protector solar y que evites las horas de mayor incidencia. Es decir, de 12 de la mañana a 4 de la tarde.

Hidrátate

La deshidratación es la principal causa de de los golpes de calor, convulsiones o edemas cerebrales que se producen en verano. Una deshidratación severa puede conducir a insuficiencia renal, coma e incluso la muerte. El cuerpo depende del agua para sobrevivir. Cada célula, tejido y órgano del cuerpo necesita agua para funcionar correctamente. Recuerda beber agua fría, aunque no tengas sed, te ayudará a mantener tu temperatura corporal.

Sigue con tu rutina de ejercicios

Realizar deporte de manera regular reduce los riesgos de padecer ciertas enfermedades, como obesidad, diabetes tipo 2 e hipertensión. El decir, es una parte importante de un estilo de vida saludable. Te aconsejamos que realices deporte a primera hora de la mañana o cuando el sol se ponga, evitando las horas más calurosas. Además, no te olvides de usar protector solar y de beber agua o alguna bebida energética durante el ejercicio.

Busca la sombra y no salgas a la calle en las horas más calurosas

Aunque parezca contrario a nuestra intuición, la temperatura del aire al sol y a la sombra es la misma. Pero, cuando salgas a la calle, elije lugares ventilados y en los que de la sombra. Esto es debido a que el aire sí es capaz de absorber la radiación infrarroja emitida por el suelo y calentarse. Por tanto, son lugares más frescos. Además, es importante que evites salir entre las 12 del mediodía y las 5 de la tarde.

Usa repelente de insectos

Cuando llegan las altas temperaturas del verano se registran incrementos de plagas como las moscas, mosquitos, cucarachas, roedores, avispas y similares. Las picaduras de mosquitos, moscas y garapatas pueden hacernos pasar un mal rato. Y además, las reacciones alérgicas a las picaduras de insectos pueden ser fatales. Un modo de protegernos de las picaduras de insectos es usar repelentes de insectos. Sin embargo, es importante usar los repelentes de insectos de modo seguro y correcto. No rocíe repelente de insectos en cortaduras, heridas o en la piel irritada, use sólo la cantidad de repelente necesaria, aplícalo al aire libre para evitar inhalarlos y evite volver a aplicar el repelente a menos que sea necesario.

Ten en cuenta la alimentación

Se recomienda comer menos cantidad y más veces al día, incluyendo más frutas y verduras en tu dieta. También puedes incluir el picante en tus comidas ya que ayuda a regular la temperatura de nuestro cuerpo. Evita comidas copiosas y recuerda no abusar de bebidas con cafeína, alcohol o mucha azúcar ya que pueden hacer que provocarán que pierdas más liquido corporal.

Cuidado con los alimentos que consumes

Con el calor los alimentos se deterioran más rápidos, por lo que te aconsejamos que congeles los productos que no vayas a consumir y que no mantengas la nevera abierta por muchos tiempo.

Usa ropa ligera y complementos que te protejan

Usa ropa ligera, holgada y que deje transpirar (algodón). Utiliza colores oscuros ya que según algunos estudios, absorben el calor. Por otro lado, cuando salgas a la calle utiliza gafas de sol para no forzar la vista y evita golpes de calor con el uso de una gorro o sombrero. Asimismo, protégete tu piel aplicándole crema solar.

Por otro lado, para sobrellevar las altas temperaturas, una de las mascarillas higiénicas reutilizables más recomendables son las R30 o las mascarillas quirúrgicas. Son perfectas para un uso cotidiano en verano frente a otras mascarillas que provocan incomodidad y ahogo. Esto es debido a su composición de materiales y a su respirabilidad, que favorecen una máxima comodidad y frescor, ya que permite respirar con menos esfuerzo.

Recuerda…

Cuida de los mayores y de los más pequeños, pues son los más susceptibles a los efectos de una ola de calor. Además, protégete de la exposición directa al sol  con crema solar y evita realizar esfuerzos físicos en las horas de más calor. Pincha aquí para empezar buscar un seguro de salud que te ofrezca consultas médicas personalizadas Si los prefieres, puedes contactar con nosotros directamente llamando al 910 37 43 80 o escribiendo a  info@asegura-salud.com.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Calcula tu precio!

Nuestros últimos tweets

Las #Mascarillas reducen la gravedad del #Covid-19 en caso de contagio debido a que, al inhalar dosis más pequeñas del #Virus que las que se inhalarían sin mascarilla, consigues #Inmunización. ⏯️ ow.ly/rziM50J2uuY #SeguroMédico #AseguraSalud #LaSaludEsLoPrimero