Sentirse cansado regularmente es extremadamente común. De hecho, cerca de un tercio de los adolescentes sanos, adultos y personas mayores reportan sentirse somnolientos o fatigados.


La fatiga o cansancio es un síntoma común de varias afecciones y enfermedades graves, pero su causa en la mayoría de los casos son factores simples del estilo de vida. En este artículo te mostramos algunas razones por las que te puedes sentir cansado y te ofrecemos algunas recomendaciones para que puedas recuperar tu energía.

¿Llevas una vida sedentaria?

“Los estilos de vida sedentarios constituyen el segundo factor de riesgo más importante de una salud deteriorada, después del tabaquismo, y duplican el riesgo de varias patologías, como enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad, además de aumentar la posibilidad de sufrir osteoporosis, hipertensión arterial, cáncer de mama y colon, entre otros”, advierte Ascensión Marcos, profesora de investigación del CSIC y directora del grupo de Inmunonutrición. Así pues, el sedentarismo puede ser la principal causa de sentirte sin energía.

La inactividad prolongada puede provocar cansancio y falta de motivación, además de afectar al funcionamiento y al volumen muscular. En este sentido, practicar algún deporte o mantenerse activo puede ayudar a sentirte mejor.

¿Duermes lo suficiente?

Tu cuerpo hace muchas cosas mientras duermes, incluyendo almacenar memoria y liberar hormonas que regulan tu metabolismo y los niveles de energía. El sueño inadecuado o de mala calidad es una causa común de fatiga. Después de dormir durante varias horas de forma ininterrumpida y tener un sueño de buena calidad, normalmente de despiertas con las pilas cargadas, sintiéndote renovado, alerta y lleno de energía.

Dicho todo esto, además de dormir lo suficientes para no sentirte cansado, se recomienda mantener una rutina de sueño. Y recuerda, una siesta puede también ayudarte a aumentar tu energía.

¿Bebes suficiente agua?

Varios estudios han demostrado que incluso una deshidratación ligera puede conducir a nivel de energía más bajos y una menor capacidad de concentración. Asegúrate de beber de beber lo suficiente para mantener los nivel apropiados de hidratación y evitar la fatiga, mareos y dolor de cabeza. Y, aunque has escuchado que debes beber 8 vasos de agua al día, es posible que necesites una cantidad mayor o menor, dependiendo de tu peso, edad, sexo y niveles de actividad.

Por otro lado, ten cuidado con las bebidas energéticas. Aunque proporcionan un aumento temporal de energía debido a su alto contenido de cafeína y azúcar, a menudo conducen a la fatiga de rebote.

¿Estas estresado?

En estrés crónico puede tener un profundo efecto en los niveles de energía y en la calidad de vida. Si bien un poco de estrés es normal, los niveles excesivos de han relacionado con la fatiga en varios estudios. Probablemente no puedas evitar situaciones estresantes, pero puedes desarrollar algunas actividades como el yoga o la meditación para ayudarte a sentirte más enérgico y con mayor capacidad para lidiar con él.

¿Comes las suficientes calorías?

Pequeños cambios en tu dieta pueden darte mucha más energía. Muchas personas han eliminado de su dieta algunos alimentos como los que contienen carbohidratos, porque buscan a toda costa mantener su línea. Pero debes saber, que al contrario de lo que piensa mucha gente, son alimentos necesarios para nuestro cuerpo pero de los que no se puede abusar. Las calorías inadecuadas y los carbihidratos pueden hacerte sentir mal. De hecho, es posible que tu cuerpo de lance señales. Si no tienes fuerzas y estás desganado, posiblemente necesites ingerir más calorías, estés deshidratado o, en el caso de algunas mujeres, tengas una carencia de hierro.

Consumir carbohidratos refinados puede conducir a niveles inestables de azúcar en la sangre, y esto puede hacerte sentir cansado. En lugar de ellos, elige alimentos integrales que tengan un impacto mínimo en el azúcar en la sangre.

Por otro lado, la intolerancia a ciertos alimentos puede causar fatiga o niveles bajos de energía. Si sospechas que ciertos alimentos pueden hacer que sientas cansancio, considera consultar a un alergólogo o dietista que pueda evaluar tu sensibilidad a los alimentos o recetarte una dieta de eliminación para determinar qué alimentos son problemáticos.

Recuerda…

Si te sientes cansado, acude siempre a tu médico para descartar causas graves. Además, consúltalo antes de tomar suplementos, para evitar una sobredosis de vitaminas y minerales. Y si estas pensado en cambiar de médico, pincha aquí y compara entre las diferentes aseguradoras y encuentra es seguro que mejor se adapte a tus necesidades. Pero si prefieres contactar con nosotros directamente, no dudes en llamar al 910 37 43 80 o escribirnos a través nuestro correo electrónico  info@asegura-salud.com.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Calcula tu precio!

Nuestros últimos tweets

Las #Mascarillas reducen la gravedad del #Covid-19 en caso de contagio debido a que, al inhalar dosis más pequeñas del #Virus que las que se inhalarían sin mascarilla, consigues #Inmunización. ⏯️ ow.ly/rziM50J2uuY #SeguroMédico #AseguraSalud #LaSaludEsLoPrimero