¿Tu piel esta apagada o seca? Ilumina tu cara con estos remedios caseros. Olvídate de las cremas industriales y usa estos tratamientos de origen natural, que además de ser económicas son muy fáciles de preparar.


La exposición al sol, la contaminación, el estrés o la falta de descanso son algunos de los factores que pueden afectar al aspecto de nuestra piel. Descubre algunos remedios caseros que te ayudarán a iluminar la piel de tu cara. ¡Luce un rostro vital y libre de imperfecciones!

Yogur y aceite de almendra

Para reducir el acné, puntos negros y conseguir una piel limpia y con brillo, mezcla un yogur natural con media cucharadita de aceite de almendras y 2 gotas de aceite de sándalo. Aplícalo sobre la piel y deja actuar entre 15 y 20 minutos. Transcurrido este tiempo, lava tu rostro con agua templada. Puedes repetir su aplicación 2 o 3 veces a la semana.

Pepino y té verde

Si tu piel esta apagada, prepara una infusión, en medio vaso de agua, con 4 bolsitas de té verde. Cuando se enfríe, corta un pepino en rodaja e introducelo en la mezcla. Pasados 5 minutos, aplica por tu rostro las rodajas de pepino y deja actuar 15 minutos. Pasado este tiempo, lava tu cara.

Leche, naranja y miel

Tonifica tu piel aplicando una mascarilla hecha a base de 3 cucharadas de leche, 2 de zumo de naranja y una de miel. Conseguirás rostro luminoso. Dos veces a la semana, antes de acostarte, extiende la mezcla por tu rostro y deja actuar unos 20 minutos.

Extracto de regaliz

Para eliminar las manchas que aparecen en la piel, puedes lavar tu cara con jabón de extracto de regaliz. Deja actuar unos minutos y lava tu cara con agua fría. Repite el proceso cada noche.

Manzanilla y miel

Si necesitar reafirmar, reparar o iluminar tu piel, mezcla una infusión de manzanilla con dos cucharadas de miel. Frota la mezcla mediante suaves golpecitos con un trozo de algodón, déjalo actuar y retira los residuos con un paño húmedo. Puedes aplicarlo todas las noches para conseguir buenos resultados.

Aceite de limón y aceite de rosas

Ilumina tu piel y evitar signos prematuros de la edad, mezcla 6 gotas de aceite esencial de limón con 20 gotas de aceite esencial de rosas. Sobre la piel limpia, aplica la mezcla antes de acostarte. Repite el proceso al menos 3 veces por semana.

Plátano, leche y miel

Si además de iluminar e hidratar tu piel, quieres reducir las arrugas de tu cara, elabora una mascarilla hecha a base de plátano, leche y miel. Para su preparación, tritura medio plátano y mázclalo en un vaso con un 1/4 de leche y dos cucharadas de miel. Cuando consigas una mezcla uniforme, aplícala sobre tu rostro y deja actuar durante unos 15 minutos. Transcurrido este tiempo, retira los restos con agua tibia.

Avena y lavanda

Para reducir los puntos negros, el exceso de grasa y conseguir iluminar tu rostro, combina una cucharada de harina de avena, 4 gotas de aceite esencial de lavanda y 3 cucharadas de leche. Antes de su aplicación, limpia tu cara y deja actuar la mezcla sobre tu rostro durante 20 minutos. Transcurrido este tiempo, enjuaga tu cara. Para conseguir mejores resultados, repite el proceso 2 veces a la semana.

Tags:

Aún no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Calcula tu precio!

Nuestros últimos tweets