Las salidas al parque, a la playa o a exteriores en general nos exponen a mosquitos e insectos. Tener los recursos para saber actuar ante una picaduras parece más que conveniente.


Las picaduras más temidas son las abejas y las avispas; ambas son conocidas por su dolorosa picadura y porque una gran mayoría de personas son alérgicas a estas. Generalmente, estas picaduras provocan una reacción alérgica que puede extenderse y llegar a ser molesta. Y aún cuando esta pueda desaparecer por su propia cuenta sin necesidad de tratamientos, lo mejor es utilizar remedios caseros para acelerar su recuperación.

Lavanda

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y calmante, te ayudará a aliviar las molestias provocadas por estas picaduras. Aplicarlo sobre la herida  mediante un algodón, y repite el proceso hasta 3 veces al día.

Ajo

Tritura un ajo y aplícalo sobre la herida durante unos 20 minutos. Enjuaga con abundante agua y repite el proceso 2 veces al día. Te protegerá contra infecciones y disminuirá la inflamación.

Hielo

Alivia el dolor y la hinchazón aplicando hielo sobre la zona afectada.

Limón

El jugo de limón tiene efectos antiinflamatorios y puede contrarrestar los efectos del veneno si la picadura es reciente. Aplicar unas gotas de este zumo durante 20 minutos, 2 o 3 veces al día te ayudará a sentirte mejor.

Aceite Orégano

Además de calmar las picaduras, también actúa como repelente. Debes saber que este aceite es muy irritante, por lo que siempre debe diluirse, por ejemplo en aloe vera, arcilla o aceite de coco. Es importante que sepas que no se recomienda para niños menores de 6 años.

Aceite Menta

Te ayudará a calmar el picor y las molestias de la picadura. Además, también tiene virtudes antisépticas, antiinflamatorias y analgésicas, es decir, que puede ayudar a reducir el dolor. Al igual que el aceite de orégano, se recomienda diluirlo y no aplicarlo en menores de 6 años, ancianos ni enfermos de epilepsia.

Ahora ya conocemos algunos remedios caseros muy efectivos que nos pueden ayudar en caso de sufrir una picadura de abeja. Por ello, siempre conviene tener alguno de ellos a mano, tanto para este uso como para muchos otros que nos ofrecen estas esencias de la naturaleza.

Tags:

2 Responses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Calcula tu precio!

Nuestros últimos tweets