Con el verano todos queremos lucir un buen moreno pero tenemos que ser conscientes de los riesgos que esto supone para nuestro cuerpo. El sol puede convertirse en nuestro peor enemigo y es capaz de dañarnos la piel.

Todos queremos conseguir un buen tono de piel pero no debemos olvidar de cuidar nuestro cuerpo. Broncearse es saludable, pero hay que tomar el sol extremando las precauciones. Para ello se recomienda el uso de crema solar. Utilizar protección solar no sólo reduce el riesgo de padecer cáncer de piel y de quemaduras solares, sino que también reduce el efecto envejecedor del sol en la piel. ¿Piensas que estas cremas son muy caras? La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) advierte que una crema no es más cara porque te proteja más, sólo tienes que leer la etiqueta del bote para darte cuenta de ello. Además, está claro que la piel es muy sensible y la relación calidad-precio es importante. Por ello es necesario encontrar el protector solar más adecuado para tu piel.

Un buen consejo es que cuando vayas a comprar tu protector solar tengan en cuenta tu propia experiencia y te fijes en estos tres datos importantes:

  • FPS (Factor de protección solar): indica el tiempo que podemos estar expuestos al sol de forma protegida. Pasado este tiempo, debes aplicarte de nuevo crema para no quemarte. Por ejemplo, si tu crema solar tiene un FPS 30 tu piel necesitaría 30 veces más tiempo en quemarse (300 minutos).
  • UVA: son los que más profundizan en tu piel y son lo que ocasionan el cáncer de piel.
  • UBV: son rayos solares menos profundos pero que queman más.

Si ya tienes una bote de crema solar en casa, recuerda que debes revisar su fecha de caducidad. Esta puede haber caducado de una año para otro y ya no será efectiva. Además, debes aplicarte tu protector solar antes de salir de casa (30 minutos antes de la exposición al sol); y tener cuidado con las cremas hidratantes con protección. Estas te protegen menos que una crema protectora convencional. Recuerda no bajar la guardia los días nublados pues, las nubes pueden ser muy peligrosas porque crean un efecto lupa por lo que los rayos del sol inciden más sobre la piel. Si utilizas tu protector solar adecuadamente, reducirás tu exposición a rayos ultravioletas pero también bloquearas el proceso biológico de bronceado.

Tags:

2 Responses

  1. […] Usa ropa ligera, holgada y que deje transpirar (algodón). Utiliza colores oscuros ya que según algunos estudios, absorben el calor. Por otro lado, cuando salgas a la calle utiliza gafas de sol para no forzar la vista y evita golpes de calor con el uso de una gorro o sombrero. Asimismo, protégete tu piel aplicándole crema solar. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Calcula tu precio!

Nuestros últimos tweets