Con la crisis del coronavirus, todos hemos tenido que hacer un curso a marchas forzadas sobre características y uso de mascarillas. Higiénicas, quirúrgicas, FFP, de tela, ¿cuál elegir?, ¿cómo desinfectarla?, ¿cuál es su uso correcto?.


Las mascarillas se han convertido en un elemento más del ‘outfit’ diario. Muchos optan por el uso de mascarillas quirúrgicas desechables, cuya vida útil es de 4 ó 5 horas. Pero el hecho de que su uso sea obligatorio y que aún se prolongará durante meses, esta llevado cada vez a más personas a comprar mascarillas reutilizables de tela sin que, en muchos casos, se conozcan sus características y los requisitos que deben cumplir para su homologación. ¿Cómo saber si nuestra mascarilla cumple los requisitos? ¿Cómo desinfectar las mascarillas reutilizables? ¡Toma nota!

¿Cómo elegir mi mascarilla reutilizable?

Con la pandemia actual, es importante llevar una mascarilla que nos proteja, pero que también proteja a los de alrededor frente al contagio. No vale comprar cualquier mascarilla de tela. Deben estar homologadas y cumplir una serie de requisitos de fabricación. Según señala la Asociación Española de Normalización (UNE), hay que asegurarse de que están fabricadas según las Especificaciones UNE 0064-1 (adultos), UNE 0064-2 (niños) o UNE 0065, que engloba a ambos.

Además, debes asegurarte que cuenten con un pequeño bolsillo para meterles filtros PM 2.5 de carbón activo o los de TNT

¿Cada cuanto lavar las mascarillas reutilizables?

Las mascarillas reutilizables deben lavarse cada día. Lava tu mascarilla tras cada uso, justo cuando llegues a casa. También, se recomienda lavarla si se humedece o no se puede colocar correctamente sobre la cara. Por otro lado, si has estado expuesto al coronavirus, es mejor que tires esa mascarilla en una bolsa de plástico cuando llegues a casa. Además, si tu mascarilla esta desgastada o ropa, reemplázala cuanto antes.

¿Cómo lavo mi mascarilla?

Se deben seguir las indicaciones del fabricante, aunque el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social propone 3 métodos para lavar y desinfectar tu mascarilla higiénica reutilizable.

La primera opción es lavar tu mascarilla con detergente normal y agua entre 60 y 90 grados, es decir con un ciclo normal de lavadora.

En segundo lugar, puedes sumergir la mascarilla en una disolución de lejía 1:50 (980 ml de agua y 20 ml de lejía) con agua tibia durante 30 minutos y posteriormente lavar con agua y jabón para eliminar cualquier resto.

Y, en tercer lugar, se pueden desinfectar con productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad, siguiendo las recomendaciones del fabricante. Después de utilizar este método, las mascarillas es muy importante lavarlas con abundante agua y jabón para eliminar cualquier químico y después dejar secar al aire libre.

¿Cómo secar mi mascarilla?

En primer lugar, evita el contacto de una mascarilla limpia con la ropa sucia y viceversa. Y, en segundo lugar, no utilices el horno mircroondas o secador para su secado. En este sentido, se recomienda que la mascarilla se seque completamente dentro de las 3 o 4 horas posteriores al lavado. Puedes optar por dejar que la mascarilla se seque al aire libre o colocarla en la secadora de ropa para ayudar a destruir las partículas que puedan quedar. Tanto durante el secado, como en su almacenaje posterior, se deben evitar los ambientes en los que se pueda producir una nueva contaminación del producto, y se recomienda realizar una inspección visual (con guantes de protección o manos lavadas).

Uso correcto de las mascarillas

No deben llevarse al cuello, tampoco se recomienda sacarla o guardarla en el bolsillo o en cualquier otro lugar para volver a ponérsela más tarde. El uso de mascarilla deberá ir siempre asociado al seguimiento estricto de las medidas generales de higiene descritas a continuación:

  • Antes de ponerse una mascarilla hay que lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • Cubrir la boca y la nariz con la mascarilla y evitar que haya huecos entre la cara y la mascarilla.
  • Evitar tocar la mascarilla con las manos mientras se lleva puesta y si se hace lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • Desechar la mascarilla cuando esté húmeda y evitar reutilizar las mascarillas de un solo uso. Las mascarillas quirúrgicas son de un solo uso.
  • Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a cuatro horas. En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra.
  • Quitarse la mascarilla por la parte de atrás, sin tocar la parte frontal, desecharla en un cubo cerrado y lavarse las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • La distancia de seguridad y el lavado de manos con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas son de enorme importancia.

Recuerda

Consulta a tu médico de confianza ante cualquier síntoma. Y si necesitas un Seguro de Salud, pincha aquí para empezar buscar un seguro de salud que te ofrezca consultas médicas personalizadas. Si los prefieres, puedes contactar con nosotros directamente llamando al 910 37 43 80 o escribiendo a  info@asegura-salud.com.

One response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Calcula tu precio!

Nuestros últimos tweets